Características de los scaners de código de barras

A fines de los años 70 y principios de los 80 comenzaban a desarrollarse los scaners de códigos de barras, que a menudo tenían una ingeniería muy específica que limitaba su rango de escaneo y los tipos de códigos de barras que podían leer.

Esos fueron los días en que hablamos de scaners de "luz visible" e "infrarrojos" en lugar de lectores laser, CCD o de imágenes.

Esos dos tipos de scaners todavía existen hoy, definidos por la longitud de onda de sus fuentes de luz:

Diagrama de espectro electromagnético de luz

  • Los scaners de luz visible funcionan hasta alrededor de 660 nanómetros (nm). Son populares porque realmente puede ver su luz roja y alinear rápidamente su escáner a un código de barras. Otra ventaja de los scaners de luz visible es que pueden leer códigos de barras impresos en colores, no solo en negro, particularmente en el rango de azul a verde que se ve negro en el escáner. Por último, los códigos de barras pueden imprimirse con tintas sin carbono, como las fórmulas flexográficas a base de agua.
  • Los scaners infrarrojos funcionan en cualquier lugar dentro del rango infrarrojo de 1000 nm, más allá de lo que el ojo humano puede ver. A menudo se usan en aplicaciones más exclusivas, como leer códigos de barras en negativos de fotografías o etiquetas de seguridad con laminados rojos o negros especiales para evitar la copia de códigos de barras (como los que se encuentran en las tarjetas de identificación). Se requieren tintas a base de carbono, como las que se encuentran en las cintas de transferencia térmica.