Como compradores que debemos saber del etiquetado de juguetes

Las etiquetas de los juguetes, así como las instrucciones que los acompañan, han de alertar al consumidor de los riesgos que puede suponer su uso y de la forma de evitarlos.

Se debe especificar siempre que sea necesario la edad mínima de los usuarios de los juguetes y de la necesidad de que se usen únicamente bajo la presencia de un adulto.

¿Qué debe tener la etiqueta de un juguete?

  • Nombre y marca del producto.
  • Nombre o razón social del fabricante o importador, y su domicilio.
  • Número de lote, serie o modelo que permita su identificación.
  • Edad recomendada para su utilización.Instrucciones de uso e indicación de la necesidad de conservar los datos del etiquetado.
  • Los juguetes de funcionamiento eléctrico deben especificar la potencia máxima, la tensión de alimentación que necesitan y el consumo energético.

Además, algunos juguetes deben llevar las siguientes advertencias:

  • Los juguetes que tengan un tamaño muy pequeño o que contengan piezas pequeñas deben llevar la leyenda “No indicado para menores de tres años o de 36 meses”.
  • Los toboganes, hamacas, trapecios, etc. deben incluir la advertencia: “Sólo para uso doméstico” e informar de la necesidad de realizar revisiones periódicas.
  • Los juguetes químicos, como juegos de química, tienen la obligación de incluir la siguiente advertencia: “No conviene para niños menos de X años. Utilícese bajo vigilancia de un adulto”.
  • Cuando el juguete reproduzca equipos de protección se debe indicar: “Este juguete no ofrece protección”.