¿Cómo es el diseño de etiquetas RFID?

Un sistema RFID contiene un transpondedor - dispositivo utilizado en telecomunicaciones- un interrogador y las aplicaciones host. Los sistemas RFID generalmente proporcionan comunicación de una vía, con un transpondedor que transmite datos al interrogador.

Los transpondedores, o las etiquetas RFID, consisten en un microchip, memoria y antena. Las etiquetas RFID activas tienen su propia fuente de alimentación (a menudo batería), mientras que las etiquetas pasivas no tienen fuente de alimentación, y se activan mediante la exploración de RF del interrogador. Como resultado, las etiquetas activas tienen más memoria y, por lo general, se pueden leer a mayores rangos. En las etiquetas RFID semi-pasivas, una batería recorre los circuitos mientras la comunicación es alimentada por el lector RFID. Las etiquetas pueden ser de solo lectura o tener capacidades de lectura y escritura.

Las etiquetas inteligentes han surgido como una categoría de etiquetas RFID planas especialmente configuradas que se pueden insertar en un resguardo de identificación del artículo. Las etiquetas inteligentes se pueden usar para detectar parámetros en los productos enviados, incluidos la temperatura, el impacto, la inclinación, la vibración y más.

Las etiquetas RFID imprimibles utilizan un circuito integrado de baja potencia (IC) con una antena y se pueden imprimir a pedido desde impresoras / codificadores de etiquetas inteligentes RFID que incrustan la etiqueta en el material de la etiqueta.