¿Cómo evitar arrugas en las etiquetas?

Cuando hemos de etiquetar bebidas frescas como el vino blanco o las cervezas, es fundamental que su imagen de marca mantenga la máxima calidad y que el papel escogido resista las condiciones de remojo más extremas.

Han de poder contrarrestar el poder erosivo del agua sobre las etiquetas adhesivas para mantenerse opacas, sin arrugas, sin movimientos ni desplazamientos bajo el agua.

El tratamiento utilizado en este material evita la formación de arrugas y reduce la absorción de agua . Es un papel muy adecuado para etiquetar vino blanco ya que soporta y resiste de manera muy eficaz el contacto con el agua y el hielo.

El tratamiento del material puede realizarse de varias formas, las más comunes son:

  • tratamiento químico en el propio papel, para minimizar la absorción de líquidos durante varias horas
  • tratamiento entre el adhesivo y el papel mediante un film de 10 micras que mantiene el papel en el dorso de la etiqueta totalmente seco
  • plastificando el frontal del papel con un film de polipropileno de grosor 15 micras con acabado brillante o mate, al igual que la opción anterior mantiene el papel totalmente seco.