Cómo influyen las etiquetas en los millennials

Hoy los diseños de etiquetas, las frases en las mismas y los estilos deben ser influyentes en los nuevos consumidores: los millennials - los consumidores que beben el mundo, alejados de la formalidad-.

Según un estudio realizado por Marianne McGarry Lobo, Profesora de la Universidad Politécnica de California, el 71% de los que compran vinos en las cadenas de supermercados reconocen que se acercan más y acaban comprando vinos con etiquetas más llamativas.

La etiqueta es uno de los mensajes que primero notamos al elegir vinos en una vinoteca. Los Millennials parece que reciben mejor las que tienen elevados elementos coloridos, extravagantes y creativos.

Pero también la Generación X y los Baby Boomers, generaciones anteriores a los Millennials, reconocieron que se sentían más atraídos frente a etiquetas con elementos más coloridos y llamativos. En menor medida, pero queda claro que estos elementos comunes atraen a todo tipo de bebedores.

Son atraídos por etiquetas y frases llamativas, de vinos desestructurados lejos de la formalidad que valoraban los baby boomers.

Los millennials se beben el mundo, no solo toman vinos de su país, sino que experimentan con botellas de otros países, ya que son una generación mucho más global que las anteriores. Gracias a Internet no le temen a variedades, mezclas, orígenes desconocidos o difíciles de pronunciar; se documentan intensamente a través de la web y comunican sus experiencias por redes sociales, lo que es clave, por el “efecto multiplicador” del tema vinos entre ellos.