Consideraciones para la elección del proceso de impresión

Lo primero que debemos evaluar es el material a imprimir (metal, vidrio, papel, cartón o plástico) y la calidad de impresión que se requiera.

Si el material es de superficie fina no porosa el proceso adecuado podría ser el huecograbado o la flexografía, ya que su secado es por evaporación. Entre estos dos procesos el huecograbado obtiene una mayor calidad de impresión que por flexografía. Pero para series cortas la flexografía es más económica que la litografía o huecograbado.

Para superficies finas y porosas para obtener una buena calidad de impresión se necesitaría una imprenta tipográfica, litográfica o de fotograbado, pero si la superficie es áspera y porosa, con el offset que utiliza máquinas litográficas se obtendría mayor calidad que con la impresión directa.

Si el material son bobinas, el secado debe ser por evaporación. Las tintas húmedas aplicadas por imprentas tipográficas son una posibilidad si las condiciones de las máquinas de envasado no permiten su uso debido a la débil resistencia a la fricción.

Según la cantidad que ha de imprimirse o tiro. Si es Tiro o retiro (volver a tirar, habitualmente se usa para imprimir sobre el reverso)

La duración del trabajo (tiraje) es un dato importante a tener en cuenta en la elección del proceso, ya que para trabajos cortos la serigrafía es el más económico y admite gran variedad de superficies. Para trabajos de duración media, la litografía, flexografía o impresión tipográfica son recomendables. Si aumenta la duración es recomendable la litografía rotativa por sus altas velocidades, pero resultando más económica la flexografía y el fotograbado.

La forma requerida en el material impreso, en hojas, o en bobina (máquinas rotativas.)

El tamaño del diseño también influye, las placas originales de imprentas tipográficas son caras, pero los duplicados de éstas, galvanizadas, estereotipadas, o de plástico resultan más económicas, por ello, el coste dependerá de si el diseño consta de partes idénticas.

Los requerimientos específicos, como toxicidad potencial, resistencia a la fricción y carencia de olores.

Cuando se ha de tener en cuenta requisitos especiales como resistencia a la fricción o intensidad de luz, las propiedades de la tinta que se aplica deben de estar acorde con éstos requisitos. La litografía en offset, imprime una capa más fina que las tipográficas o de fotograbado, y ésta tiene que ser más fuerte a la fricción, ya que una tinta de litografía debido a la finura de capa aplicada, al imprimir un color fuerte, la aplicación de barniz puede no ser suficiente para asegurar la resistencia a la fricción.

Calidad de impresión

La operación de impresión debe de ser considerada como una etapa más en el proceso de producción de un envase, debe de poder integrarse con las otras operaciones y ser adaptada a los requerimientos funcionales y condicionantes de producción. Una mala impresión puede perjudicar la calidad de un producto. Algunos de los requisitos fundamentales para garantizar la calidad de un impreso en un envase son; la correcta ubicación y descripción de textos (incluyendo su revisión legal relativa al etiquetado de producto), logotipos, imágenes, buen contraste del color o colores, así como la calidad de un correcto código de barras.