Cuáles son las etiquetas "made in" más influyentes a la hora de comprar

A la hora de elegir entre un producto u otro, no solo influyen aspectos estéticos y económicos sino también el famoso “made in”.

La etiqueta de procedencia del bien es uno de los factores que hacen mover la balanza. Por eso, el portal de estadísticas Statista elaboró un ranking con los países de mejor reputación. Argentina está dentro del top 30.

Cuando ven la etiqueta “Hecho en Alemania”, los consumidores piensan en “alta calidad y estándares de gran seguridad”, según un estudio que ubicó a los productos de ese origen como los número uno en el ranking de valoración internacional.

El Made-in-Country-Index (MICI), que involucró a más de 43.000 personas de 52 países, consagró a Alemania como el ganador. Suiza ocupó el segundo lugar solo dos puntos por debajo del primero, mientras que la Unión Europea completó el podio.
Para elaborar la encuesta, el sitio le pidió a cada encuestado que dé su opinión sobre tres países.

El Viejo Continente acaparó el top ten quedándose con siete lugares. En tanto, el continente americano solo tuvo a Canadá y Estados Unidos como representantes en las primeras diez posiciones. Japón fue el único país asiático que logró hacerse un espacio en esa sección.

En América, Canadá, Estados Unidos y México prefieren sus propios artículos. Los bienes Made in USA son muy valorados en el sur: Argentina, Chile, Brasil, Colombia, Venezuela. La valoración de una etiqueta expresa la percepción de atributos que van desde el comercio justo a la relación valor/precio, desde el diseño hasta la seguridad. “Esta encuesta global permite una definición confiable del valor estándar de la fuerza de una etiqueta en diferentes países, y una evaluación transparente”, según el informe.

Alemania, Suiza, la Unión Europea, el Reino Unido, Suecia, Canadá, Italia, Japón, Francia y los Estados Unidos encabezan la lista de países cuyos productos se asocian a atributos positivos.

Por su parte, Argentina y Brasil fueron los sudamericanos mejor ubicados compartiendo el 30° puesto con 42 puntos. Lo siguieron Chile y Colombia en el 33° puesto con 39 puntos y Perú compartió la 34° posición con Turquía, Sudáfrica, México y Rumania.

Mientras los mexicanos, los canadienses y los estadounidenses prefirieron los artículos fabricados en sus propios países, las variaciones en el mundo revelaron distintos aspectos de la valoración:

  • China obtuvo la segunda peor reputación, detrás de Irán; no obstante, sus productos son valorados por su precio;
  • Los de Suiza encarnan las ideas de autenticidad y símbolo de status;
  • Los de Italia quedaron entre los preferidos por “su singularidad y su excelente diseño”; 
  • Los de Japón conservaron “el atributo de la tecnología de avanzada”; 
  • Los de Canadá sumaron dos conceptos más recientes: “sustentabilidad y producción justa”.