Etiquetas Autoadheribles y sin Adherible

Como una guía básica acerca de las consideraciones que habrá que tomar en cuenta para la selección de una etiqueta autoadherible, a continuación te brindamos información sintetizada que puede llegar a ser de gran utilidad.

Las etiquetas autoadheribles tienen una construcción típica que consiste de:

  • Superficial:
    Material básico del que está hecha la etiqueta (papel o película plástica) y sobre el cual se llevará a cabo la impresión.
  • Adhesivo:
    Sustancia que tiene la capacidad de mantener unidas dos superficies, aprovechando las propiedades de tensión o energía superficial de los componentes de la unión.
  • Respaldo (liner):
    Soporte de material siliconado donde queda adherida la etiqueta durante su proceso de conversión y que permite el transporte y la fácil remoción

La selección o adopción de una etiqueta autoadherible (contra lo que pudiera pensarse), no es un asunto trivial, ya que de la selección adecuada dependen factores tan importantes como el éxito mercadológico de un producto; el funcionamiento correcto de un sistema de rastreabilidad industrial; la identificación segura de materiales peligrosos o el éxito de campañas contra la piratería de productos.