Etiquetas BOPP

El BOPP o polipropileno es un polímero termoplástico parcialmente cristalino que se obtiene de la polimeración del propileno y se utiliza para impresión de etiquetas a través de impresión flexografía.

Este material tiene la cualidad de que se biorienta, es decir, al extruirse se estira tanto vertical como horizontalmente, es sumamente común para aplicaciones de etiquetas que requieren resistencia a la humedad como aquellas utilizadas en embutidos, agua o embotellados entre otras aplicaciones.

Evolución técnica, menor costo

El BOPP comienza a desarrollarse en los años ´70 cuando se logra una mejora sustancial de las propiedades ópticas, mecánicas y de barrera al vapor de agua en comparación a la película de polipropileno tradicional. La evolución en la industrialización de su producción permitió reducir costos ya que de las primeras máquinas de 4 metros de ancho, se pasó a las de 6 y hoy se utilizan las de 8 metros con un espesor de 20, 18 y 15 micrones, lo cual favorece un alto rendimiento por kilogramo.

Protección y estética

La función de protección o barrera puede extenderse, según el producto, hasta seis meses. Para tiempos mayores de estantería el BOPP debe combinarse con otras películas de alta tecnología como el poliéster, polietileno, aluminio o papel. Existen alrededor de veinte variantes que permiten lograr un envasado de alta calidad, alta barrera de protección o con texturas especiales.

En el mercado se pueden encontrar diferentes tipos de BOPP para aumentar el impacto visual del producto y, en el caso del metalizado, su función de protección:

  • Transparente plano
  • Transparente coextruído
  • Metalizado barrera estándar
  • Metalizado alta barrera
  • Perlado
  • Perlado blanco
  • Blanco cavitado
  • Blanco sólido
  • Blanco metalizado