¿Qué es el IML?

El término "etiquetado en molde" se deriva directamente de la técnica: una etiqueta pre-impresa de polipropileno (PP) se coloca en un molde. Este molde tiene la forma del producto final, por ejemplo, la forma de un envase de manteca.

A continuación, el PP fundido se añade al molde. Se fusiona con la etiqueta, y durante el curado, toma la forma del molde.

Resultado: la etiqueta y el envase se convierten en una sola cosa. El etiquetado IML supone un paso adelante en la fabricación de etiquetas plásticas, una modalidad que destaca especialmente por ser una solución de etiquetado de enorme calidad y limpieza. Las etiquetas IML están perfectamente integradas en el envase del producto.

El etiquetado en molde se puede hacer en los siguientes procesos de producción:

  • Moldeo por inyección
  • Moldeo por soplado
  • Termomoldeo

El etiquetado en molde ofrece varias ventajas importantes:

  • Máxima calidad de impresión: la técnica de impresión offset garantiza imágenes de alta resolución. Además, se pueden decorar todos los lados de un recipiente con una sola etiqueta.
  • Fuerte e higiénico: las etiquetas en molde resisten la humedad y los grandes cambios de temperatura: ¡la mejor solución para decorar envases de plástico de productos congelados y refrigerados! Las etiquetas en molde son también resistentes a los arañazos, no se agrietan y no se arrugan.
  • Menos tiempo de producción y costes de producción reducidos: durante el proceso de etiquetado en molde se producen y decoran recipientes en un solo paso. El almacenamiento de recipientes en blanco es innecesario, el coste del almacenamiento y transporte pertenece al pasado.
  • Respetuoso con el medio ambiente: el etiquetado en molde es ecológico: el envase y la etiqueta se componen del mismo material y, por lo tanto, pueden ser totalmente reciclados.
  • Amplia gama de opciones de aspecto y tacto: el mismo producto de envasado plástico puede ser decorado con una amplia gama de diferentes materiales, tintas y lacas. Esto le permite diferenciar su producto en el estante.
  • Cambios de diseño rápidos: sólo se necesita un cambio de un diseño de etiqueta a otro en la automatización de IML para hacer una modificación rápida. No hay casi pérdida de producción durante la puesta en marcha de un nuevo diseño.

Cuando se inicia un proyecto IML, es importante no sólo informar a los proveedores de etiquetas sobre el objetivo final del proyecto, sino también a los otros colaboradores que participan, como los de la máquina del proceso, el molde y la automatización.