Tintas termocrómicas libres de bisfenol A, F y S

La propagación del coronavirus ha reenfocado la atención del mundo en el cuidado adecuado de la cadena de suministro de vacunas y medicamentos. Además, ha aumentado el interés en la tecnología de bajo costo que monitorea la cadena de frío, identifica el abuso y la manipulación de la temperatura y proporciona autenticación.

A medida que la cadena de suministro mundial de medicamentos farmacéuticos se somete a un escrutinio cada vez mayor por su seguridad y calidad, Chromatic Technologies Inc. (CTI) ha introducido tecnología termocrómica imprimible que está libre de bisfenol A, F y S. El desarrollo cumple con los estrictos estándares regulatorios para el empaque farmacéutico.

El bisfenol A (BPA) ha sido etiquetado como "un disruptor endocrino", aunque se encuentra en muchos plásticos, el revestimiento de latas de alimentos y bebidas y papel sin carbón. Varias compañías han intentado limitar el bisfenol A, F y S para ser más cautelosas. CTI reconoció ese esfuerzo y ha respondido con su última innovación ahora disponible para las compañías de envases farmacéuticos.

Las impresoras farmacéuticas, así como las impresoras de alimentos y bebidas, requieren que las innovadoras tintas termocrómicas de CTI estén libres de bisfenol A, F y S. Hasta ahora, las impresoras han rechazado los termocrómicos tradicionales por no cumplir con los estrictos estándares regulatorios internos y externos.

"Asumimos el desafío de reinventar la tecnología termocrómica para cumplir con los altos estándares de los clientes farmacéuticos", dice Lyle Small, director ejecutivo de CTI. "No solo creamos los productos de CTI sin BPA, F y S, sino que también instalamos una lista de verificación de 21 pasos para validar la calidad y el rendimiento".